La lectura toca, como los grandes temas de nuestra época, muchos planos a la vez y no sólo es improductivo, sino también absolutamente imposible, abordar uno de ellos sin navegar por muchos a la vez. Profesionales de la historia, de la educación, de la biblioteconomía, de la filología, de la literatura, del arte, por citar algunas disciplinas humanística ya clásicas, se citan aquí para debatir acerca de cómo estamos releyendo los textos y de cómo nos condicionan esas nuevas formas de leer.  Los capítulos incluyen reflexiones que afectan también a la filosofía, a la sociología, a la psicología, a la mitología, al derecho, con especial referencia a la educación universitaria y al uso de las TIC con un conjunto final de estudios, más específicos, que se dedican al agua en su relación con la lectura, la cultura y el patrimonio.